965 676 240

Los calentadores a gas, son un equipo imprescindible en el hogar, pues permite tener de forma permanente agua caliente. Son muy confiables, pero de vez en cuando se apagan, esto normalmente ocurre por un problema de operación y no por una falla real del equipo.

¿Por qué mi calentador se apaga solo?

Los calentadores de agua pueden apagarse por diferentes causas, entre ellas puede estar una falla en el sistema hidráulico, que se presenta por la diferencia de velocidad entre la entrada de agua fría y la salida de agua caliente, esto ocasiona un desequilibrio en el equipo ocasionando que la salida de agua caliente no sea constante.

También puede haber alguna, puede ser por causa de la empresa a cargo o por problemas en la tubería de la edificación, un problema similar ocurre cuando la cantidad de gas que llega al calentador no es suficiente.

Otro problema que puede hace que el calentador se apague solo, es cuando el ventilador encargado de retirar el producto de la combustión, no gira de forma adecuada.

Cuando esto ocurre, el equipo acumula gases de escape y se sobrecalienta, por lo que como mecanismo de seguridad se apagará. Esto puede ocurrir por sucio acumulado en el eje de rotación o por desgaste por uso.

¿Cómo solucionar el problema?

En todos los casos, se debe estar pendiente del código de error que reporta el equipo, esto indicará si es una falla externa a él o si es interna. Probablemente solo haya que hacerle mantenimiento o reemplazar una pieza desgastada.

Si el problema es el flujo de gas tendrás que comunicarte con la empresa proveedora del servicio, y si es una reparación lo ideal es acudir a un experto.

Qué hacer para que no ocurra nuevamente

Es necesario conocer los requerimientos de presión de agua, y consumo de energía del calentador, si se instala adecuadamente y se le hace el mantenimiento preventivo recomendado por el fabricante, no debería ocurrir que se apague inesperadamente.